Visitas

RECIBE nuestros posts en tu móvil

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

ENCUENTRA lo que buscas en este blog y en los sitios recomendados

TRANSLATE

domingo, 22 de abril de 2018

El líder co-crea un equipo de 10 C. Equipos de alto rendimiento


AUTOR: JOTA SUÁREZ RIVAS

Un equipo de alto rendimiento es un conjunto de personas que poseen talento y competencias complementarias. Trabajan para conseguir un objetivo común con muy alto grado de compromiso. Interactúan entre sí aceptando sus normas y compartiendo emociones individuales y colectivas

Tienen sentimiento de equipo o sea “espíritu de equipo” que los lleva a alcanzar “sostenidamente” los objetivos marcados de una forma excelente, tanto de forma eficaz como eficiente (con los menos recursos posibles).
 

sábado, 21 de abril de 2018

Sembrar antes de recoger


AUTOR: MANUEL MIGUEL HERNÁNDEZ PUJADAS

Muchos, que quieren ejercer un buen liderazgo, quieren que todo y siempre les salga conforme a su visión. Y cuando observan que esto no ocurre, se frustran o piensan que no son buenos líderes.

No tienen en cuenta la realidad de la vida, que es completamente diferente de como ellos imaginan. La realidad es que en la vida no cuenta cada acción, sino más bien la media de las acciones. Así, un buen líder, no lo es por el hecho de que una vez lideró muy bien, sino porque la media de muchas de sus acciones de liderazgo son buenas.

La regla fundamental del liderazgo es esta: “Si quieres que tu equipo confíe en ti y te den lo mejor de ellos mismos, tú tienes que haberles dado a ellos primero”.

Efectivamente, esta es una regla fundamental de la Naturaleza, y también se cumple en las relaciones entre personas y en el liderazgo. Tú no puedes esperar coger una manzana de un árbol si tú no has plantado previamente el árbol, lo has regado, lo has desparasitado, etc.

Igualmente, tú no puedes esperar que un colaborador/a de tu equipo se fíe de ti, te de ese plus que esperas que te de un colaborador altamente motivado, si tu antes no has sembrado en ellos/as dándoles cosas: tu cariño, tu comprensión, saber escucharles, saber motivarles, haber tenido paciencia con sus defectos, saber enseñarles, etc. Cada líder sabe qué cosas puede y debe sembrar en cada persona en el momento oportuno.

Y, ¿Cuándo debe el líder sembrar en su equipo? Pues: siempre. En todo momento. En las cosas importantes y en las cosas, digamos, menos importantes. Y digo menos porque el buen líder sabe que todas las interacciones humanas son importantes.

Pero existe otra regla importante a tener en cuenta: “No todo lo que se siembra germina”

En marketing  se considera un gran éxito si, en una campaña publicitaria, compra el 2 por ciento del público al que se dirige la campaña.

En liderazgo, también se cumple. Muchas acciones de siembra del líder se perderán. No serán tenidas en cuenta por los destinatarios. No las apreciarán; o, incluso, pueden ser mal interpretadas y causar malestar a alguna persona del equipo, allí donde el líder pretendía causar motivación y “buen rollo”.

Esto es así. Pasa en el liderazgo y pasa con todas las cosas en la Naturaleza. Si un árbol lanza 1.000 semillas fecundadas que pueden fructificar, sólo 1 llega a convertirse en un árbol adulto.
Por tanto: ¡Ánimo líderes! No pasa nada si la gente no responde  como tú pretendías una y otra vez. Tenéis que insistir e insistir. No todas tus acciones de liderazgo bien ejecutado serán tenidas en cuenta. La mayoría se perderán.

Pero no te fijes en eso, que es lo que no vale. Lo que cuenta es las acciones que sí son captadas y tenidas en cuenta por algún miembro del equipo. Hoy uno capta una; y mañana otro capta otra. Eso es lo que suma. Eso es lo que diferencia a un buen líder de un líder regular o francamente malo. ¿Cuántas acciones de liderazgo bien hecho has sembrado tú hoy?  Recuerda que: “El momento de actuar es: AHORA

Puedes descargarte el artículo en .pdf aquí





viernes, 13 de abril de 2018

CONSTRUYE “BIEN” TU PERFIL EN LINKEDIN



Hace más de una década que tengo mi perfil en Linkedin y llevo casi el mismo tiempo insistiendo a mis alumnos y coachees en que el uso de esta maravillosa red profesional nos puede abrir un sinfín de oportunidades.

Recuerdo que siempre les decía: “si no tienes perfil en Linkedin no existes profesionalmente hablando”, y el tiempo me ha dado la razón cuando de unos años para acá he empezado a escuchar a otros muchos expertos y reclutadores 3.0 afirmar exactamente lo mismo.

Así mismo, siempre he insistido en que más allá de ESTAR en Linkedin el secreto consiste en estar realmente BIEN.

¿Qué significa estar realmente bien?

Creedme, es ser capaz de dar respuesta a la perfección y con absoluta seguridad a las preguntas:
1. ¿Qué quieres?
2. ¿En qué eres experto?
3. ¿Quién eres?

Porque si haces esto podrás:
1. Proyectar una imagen coherente con lo que quieres.
2. Mostrar claramente en que eres experto.
3. Describir en detalle quien eres para generar una idea de tu personalidad y competencias.

Y, en consecuencia te será muy fácil:
1. Publicar una foto portada y una foto perfil coherentes.
2. Definir una etiqueta o titular que atraiga y genere interés.
3. Redactar un extracto o perfil profesional que genere engagement.

Hay muchos más elementos que hemos de tener presentes (experiencia, estudios, aptitudes, contactos, recomendaciones, etc) para optimizar al 100% nuestro perfil en Linkedin pero el origen radica en conocernos a nosotros mismos para lograr construir una Marca Personal que marque la diferencia desde la esencia…. Y en esto como Coach Experta en Marca Personal con mis procesos de Coaching para la Acción te puedo ayudar.



Y si quieres saber más acerca de este y otros temas relacionados te invito a participar en el evento MARCA PERSONAL para #marcarladiferencia que se realiza periódicamente con la participación de personas tan reales como tú que con su #actitudyacción han logrado hacer de su pasión una profesión.






Compra aquí tus entradas

Quieres ver lo bien que lo pasamos en ediciones anteriores HAZ CLICK AQUI

JUANITA ACEVEDO 
info@juanitaacevedo.com
Coach Personal Experta en Marca Personal

jueves, 12 de abril de 2018

¿Qué pensamientos te compras?





Hola soy Raquel Díaz y vamos a tocar un tema que me apasiona: La liberación o Desprogramación emocional hoy referente a los pensamientos y sus efectos. En mi blog personal, Crealidades,puedes encontrar mucha más información sobre la culpa consciente e incosnciete y las memorias emocionales. 

En muchas ocasiones hemos hablado de que el cuerpo es algo análogo a la mentre inconsciente. En nuestras células se acumula mucha información a modo de programas que pueden estar condicionandonos a nivel físico y psíquico. El en la impronta celular y gracias a las emociones y su mensaje a modo de neuroquimicos, podemos pasar durante generaciones información biológica y conductual a nuestros descendientes. ¿Por qué? Porque implica supervivencia. No estamos hablando de nada místico, estamos hablando de epigenética conductual y de los estudios de Nessa Carey o Candace Perp, prestigiosas científicas internacionales. 

Un gen no es un límite sino un bello comienzo. En mi página personal encontrarás mucha información sobre este asunto explicado a nivel científico con un lenguaje muy asequible y metáforas. Hoy hablamos de drogas y de no tomar decisiones en estados alterados de consciencia para no crear más problemas donde sólo había un guisante. 

Recuerda que a cada instante condiciona al siguiente. Desde ahora, decisión a decisión podemos optar por dejar de tomar decisiones drogados por estados alterados de consciencia. 

¿Qué significa estar drogados? 


Drogados implica estar bajo los efectos neuroquímicos de nuestros pensamientos, las drogas de nuestra farmacia interna.

Son drogas reales, no es metáfora. Tus leucocitos, por ejemplo, producen diacepan natural en estados de calma, coherencia y paz. Además, produces endorfinas y oxitocina en tus cantidades adecuadas. 


Lo inverso también es cierto


Estados alterados del ser, lo que llamamos estados de supervivencia generan emociones y químicos de supervivencia. Esos químicos mandan órdenes específicas a tus genes. 

Se ha demostrado que el estrés es capaz de influir en más de 170 genes, muchos de ellos quedan inactivados (silenciados) bajo los efectos del estrés. ¿Esto te perjudica? Muchos de los genes silenciados cooperan en tu salud y la regeneración de tu organismo, ¿tú que crees? ¿Te importa tardar más en curarte o inactivar genes responsables de tu bienestar?. Otros estudios, por ejemplo, mostraron que los virus como el VIH, se replican en mayor porcentaje en organismos estreados. 

¿No crees que en un estrés prolongado o, lo que es lo mismo, en ausencia de paz mental no vas a estar produciendo un buen chute de drogas que te alteren? Cortisol, adrenalina... Si eres de los que opinan que tampoco importa el bienestar  mental te pregunto ¿y lo que aparentas llamar  tú salud física? En realidad cuerpo y mente son dos procesos de lo mismo. 


¿Qué pasa si vivo drogado? ¿Puedo ser adicto emocional? 


Efectivamente, los neuroquímicos de estrés te hacen adicto y cada vez necesitas más dosis para darte cuenta de que estás estresado. 



¿No te lo crees? Funciona a nivel de celular. Tus células se comunican con el medio en el que viven gracias a su membrana celular.

De modo muy esquemático funciona así. La membrana permite el intercambio de sustancias e información. En estados cronificados de estrés, los sitioreceptores de la membrana se modifican para recibir más chute de drogas mentales para satisfacer la demanda. Imagínate que llega mucha dosis y necesitas abrir puertas para dejar entrar el aluvión que llega. 

También puede ocurrir otra cosa, la célula cuando ve el aluvión de químicos de estrés que le llega a la cierra sus puertas hasta que llegue un aluvión mucho mayor de la dosis que suele recibir. Como en este tiempo te has hecho adicto a los quimicos, necesitas rememorar o buscar un estímulo externo para sacar la Luz esas emociones negativas y volver a drogarte. 

Tu cuerpo, nota ese estrés de manera instantánea, somatizando, te sientes mal, notas diversas presiones, conflictos y achaques. ¿Por qué no usarlo entonces de detector de mentiras e interpretaciones irreales?

Me siento mal indica que estoy sujeto a los efectos bajo una creencia y/o programa de supervivencia, irreal, y que ya no tiene razón de ser en mi vida. ¿La cuestionas? ¿La transciendes?

Optar por tomar decisiones en un estado de confianza, tranquilidad y paz mental trae soluciones de la misma índole. Optar por decidir drogado no soluciona nada, trae veinte problemas asociados. Por ahorro de tiempo, energía, y DISGUSTOS INNECESARIOS... Haz un STOP Y VUELVE A TU CENTRO. Relájate. 

Siempre le digo a mis clientes esto mismo, reitero: No tomamos decisiones drogados, por bienestar físico, emocional, mental, economía de tiempo y para no generar más problemas. 


Lo que viene de la honestidad para conmigo y la coherencia entre lo que digo, pienso, siento, hago, tienen como consecuencia expandir coherencia en mi vida. 

Lo que llega desde el intentar controlar, llega desde la desconfianza, el miedo, la supervivencia. Esto es, viene desde la incoherencia por ende, crea incoherencia. Siempre podemos pararnos y elegir de nuevo.

Respira y vuelve a tu centro


Toma cualquier herramienta que te conecte con esa paz en ti y vuelve a un estado de tranquilidad. No se trata de huir de lo que ocurre, no es un mecanismo de escape, desplazamiento, tampoco lo reprimido o lo suprimo. No tiene nada que ver con regodearse o expresar, es sublimar y actuar con una mente creativa.

Me observo (estoy drogada, esto no es la causa, no estoy molesta por lo que veo, estoy bajo los efectos de un patrón y mis drogas). 

Acepto lo que siento sin juicio (siento una tristeza, pena, culpa, rabia, ira, cólera, miedo, asco, nervios... Tremendos, los siento pero no es por lo que creo que es, no pasa nada, sólo siento la sensación física en mi cuerpo sin hacer caso de lo que me dice el pensamiento). 

No pasa nada por sentir lo que siento, no resisto lo que siento pero no me engancho a lo que me dice el pensamiento.


 El pensamiento apantalla la verdad. El pensamiento evita ver la solución al problema. La verdadera causa es la presión contenida en los programas de las células/mente inconsciente. 

Libero, me doy cuenta de que todo esto son efectos, que puedo ver las cosas de otro modo. ¿Qué me puedo dar yo, qué puedo hacer, para sentir que cambio esa energía a mi favor  ¿Qué recurso tengo? ¿Cómo puedo volver a mi paz mental? ¿Qué decisión puedo tomar? Respiro y si me permito hacer lo que sea que necesito. No para evitar sentir lo que siento, sino porque sé que lo que siento es un efecto de algo que pienso y no quiero seguir siendo su esclava. No me preocupo, me ocupo y me hago responsable de mi. 


Una nueva mirada ¿Cómo vemos la vida de otra manera?


Autocuestionarse los pensamientos y saber que: si estoy sintiéndome mal es el detector de honestidad y mentiras para saber que hay una creencia o programa de culpa inconsciente, carencia, separación e inompresión detrás, es un buen modo para empezar.

NO TE COMORES UN PENSAMIENTO ANTES DE SABER SI TE QUEDA BIEN. OBSERVA Y RIE

Conclusión y propuesta para que obtengas un recurso 

 Nuestra finalidad puede ser observar sin identificarse con aquello que parece pasar. Sentir las emociones sin juicio y por completo hasta desmemorizarlas y reprogramarlas. El fin puede ser liberarnos del pasado y aligerar nuestra experiencia de cargas. Te dejo herramientas para que disfrutes de poner en práctica el a flor de piel aquí.

aquí.
¿Raquel mi genética me condiciona?

lunes, 9 de abril de 2018

De la simbiosis a la individuación




Cuando nacemos, existe un vínculo emocional simbiótico entre madre e hijo que se extenderá en el tiempo. Esta conexión es vital para que el niño pueda ir organizando su incipiente sistema psíquico con los inputs que va recibiendo de la madre para su posterior maduración.

A través de mecanismos como la introyección y la identificación, el niño va construyendo toda su estructura mental para poder ser funcional en el mundo al que acaba de emerger.  
Podemos lograr, a través de un método como el autoanálisis, la comprensión de estas secuencias en el desarrollo psíquico; además de los mecanismos defensivos, compensaciones y adaptaciones que fueron instituidos, y luego internalizados, como parte constitutiva de nuestro yo.

A medida que el niño crece, comienza gradualmente a separarse de su progenitora, tomando consciencia de sus propias capacidades y de su propio estado de separación. Sus límites se están configurando, dando lugar al sí mismo. Cuando la madre interfiere en este proceso necesario de separación, se pueden producir fijaciones en este estado, dando lugar a disfunciones y patologías que se irán expresando posteriormente en la vida del niño.

La madre, al no poder aceptar la maduración e individuación de su hijo, puede provocar un grave daño en su mente. Nuestra individualidad nos pertenece. Pero, debido a la necesidad imperativa de nuestro sistema psíquico de recibir información del exterior para su formación y estructuración, si este proceso no se produce correctamente, puede quedar dañado en alguna fase y posteriormente estos fallos pueden perturbar gravemente nuestra expresión como individuos en el mundo.

Es importante entender  que el modo en que nuestro proceso de individuación tuvo lugar, es nuestra herencia psicológica para el resto de nuestras vidas; y es allí donde deberíamos mirar si queremos comprender, porqué patrones de comportamiento y pensamiento disfuncionales tienen lugar repetidamente sin ningún sentido.

Un proceso de individuación bien formado es fundamental para gozar de salud psíquica. Poder sentar las bases de nuestra identidad nos da seguridad y pone límites a lo foráneo, a lo que ya no nos pertenece, liberándonos de introyectos psíquicos patológicos.  Si nuestros vínculos simbióticos de nuestra infancia fueron disfuncionales se seguirán expresando en el presente porque formarán parte de nuestro sistema psíquico constitutivo, al no haberse podido configurar un yo fuerte, podemos ver como muchas de nuestras creaciones en el presente no tienen la solidez ni la fuerza necesaria para permanecer en el tiempo.

No debemos subestimar la proyección que tienen en nuestras vidas nuestros vínculos emocionales primigenios. Llegar a entenderlo puede ser la clave para poder, en caso necesario, identificar las fuerzas perturbadoras que siguen estando activas en nuestro sistema psíquico.

jueves, 22 de marzo de 2018

¿Cómo aprendemos habilidades?

AUTOR: JOTA SUÁREZ RIVAS

Resumen de la entrada
No importa qué nueva habilidad decidamos aprender, hay cuatro etapas de aprendizaje que cada uno de nosotros atraviesa. Estar al tanto de estas etapas nos ayuda a aceptar mejor que el aprendizaje puede ser un proceso lento y frecuentemente incómodo, y una vez en el destino final deseado, cualquier sentimiento de incomodidad simplemente se desvanece
Es curioso, cuanto más entrenamos más suerte tenemos Larry Bird.



Add This